La lealtad sin límites

Que la lealtad de los perros en una realidad lo teníamos claro pero atentos a esta historia porque supera toda idea sobre lealtad.

Leo es un perro que esperó a sus dueños durante cuatro años. Leo, durante unas vacaciones familiares, se perdió cuando la familia paró a repostar y el perro se bajó del vehículo sin que se dieran cuenta.

La historia de este amigo peludo la colgó un tailandés en Internet y China Press se hizo eco de la historia. El hombre vio a Leo dando vueltas por la ruta, como si estuviera abandonado, antes de que apareciera una mujer que vino a alimentarlo, llevaba años yendo a darle de comer sin que este tuviera intención de moverse. La señora Pinnuchawet, le dijo al hombre que había intentado cientos de veces llevar a Leo a su casa pero que el no se movía.

Gracias a Internet la vida le dio otra oportunidad a Leo. Un internauta que había visto al perro dijo que era idéntico a su perro, BonBon, que se había perdido cuatro años atrás cerca del lugar donde el perro ahora esperaba.