Boris Johnson da jaque mate a la oposición con el cierre del Parlamento

Boris Johnson ha dejado a la oposición atada de pies y manos, después de la que la Reina Isabel II aprobara este miércoles la propuesta del primer ministro y lo que muchos califican como una artimañana antidemocrática: la suspensión del Parlamento durante un mes.

De esta manera, Johnson deja sin margen de maniobra a la oposición para impedir un Brexit duro. La Cámara de los Comunes estaría cerrada en torno al 9 de septiembre hasta el 14 de octubre, fecha en la que volverá a abrir con el discurso de la Reina. Desde ese momento, quedarían dos semanas para el 31 de octubre, día límite para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, con o sin acuerdo.

Mientras, la crisis constitucional en Reino Unido se palpa en el ambiente: la gente en Londres sale a la calle y grita contra el cierre del Parlamento; la libra se desploma y los laboristas se plantean una moción de censura o una revisión judicial ante los tribunales para tumbar a Johnson.