La ira del fuego sacude a Gran Canaria

8.000 evacuados y más de 6.000 hectáreas calcinadas. Estas son las escalofriantes cifras del nuevo incendio forestal que, ahora mismo, sacude a la isla de Gran Canaria.

Toda la atención está puesta en el parque natural de Tamadaba, donde buena parte de la reserva sufre ya las consecuencias de un fuego que camina sin control.

DESPLIEGUE HISTÓRICO

En la zona, más de 700 efectivos en tierra, 4 hidroaviones, y otras 12 aeronaves, trabajan sin descanso para frenar a las llamas que han llegado a alcanzar los 50 metros de altura.

El fuego en los municipios de Tejeda, Moya, Gáldar y Valleseco, punto de origen de este incendio, también está siendo tratado pero las altas temperaturas y los vientos están dificultando las tareas de extinción.

Desesperación, impotencia y tristeza, son algunas de las muchas sensaciones que se viven en la isla de Gran Canaria, en donde todos los esfuerzos están puestos en acabar con un incendio que ya ha sido calificado de hecatombe natural y en donde la tensión es máxima.