Franky Zapata y su tabla volador logran cruzar el canal de la Mancha

El ya denominado “soldado volador” lo ha logrado. A este marsellés de 40 años son pocas las cosas que se le resisten, es empresario, deportista, ha participado en concursos de televisión y, también, es inventor. Esta última faceta suya le ha permitido crear una tabla voladora y, con ella, ayer, a las 8:15 de la mañana despegaba desde Calais (Francia) y en apenas 20 minutos ya estaba pisando suelo británico.

En este segundo intento Zapata lo ha conseguido. El primero tuvo lugar el pasado 25 de julio para conmemorar el 110 aniversario del primer vuelo en avión a través del canal en 1990. Sin embargo, el intento se vio frustrado cuando el francés fue a repostar su Flipboard Air, que funciona con cinco turborreactores y cuya autonomía es de 10 minutos, y cayó al mar sin poder llegar a la plataforma para repostar combustible. Lejos de rendirse, él y su equipo trabajaron durante una semana para mejorar y preparar una nueva tentativa. Para ello, ampliaron la plataforma para que Zapata llegase a tiempo para repostar.

Recorrió el canal a 170 kilómetros por hora y a una altitud de entre 15 y 20 metros por encima del nivel del mar. Una hazaña que repitió el 14 de julio, pero en tierra y con fusil en mano, en el desfile del Día Nacional de Francia. Ahora, es conocido como el “soldado volador”.