¿Qué precio tiene la libertad?

Una mujer estadounidense pasó 35 años encarcelada por un crimen que no cometió. La víctima obtendrá 3 millones de dólares en compensación. Esta es su historia.

Cathy Woods, de 68 años, ha acusado de daños y perjuicios a los antiguos detectives que la obligaron a confesar mientras era paciente en un hospital psiquiátrico de Louisiana en 1979. La víctima ha afirmado que los agentes se aprovecharon su cuadro clínico para que se auto declarara culpable y, de esa forma, cerrar el caso lo antes posible.

Woods fue liberada en 2015 cuando las nuevas pruebas de ADN vincularon a un estudiante universitario de Reno, Rodney Halbower quien cometió varios asesinatos en la mismo época en la que fue acusada Cathy Woods.

Con la compensación económica se abre el debate. ¿Qué precio tiene la libertad?