El juez considera asalariados y no autónomos a los trabajadores de Deliveroo

La Seguridad Social gana la primera batalla. El juzgado de lo Social número 19 de Madrid ha decretado que los trabajadores de la empresa Deliveroo, conocidos como riders, son asalariados y no autónomos, como los reconoce la empresa desde el principio.

El pasado mayo, se celebró un juicio en el que Inspección General de Trabajo le reclamaba a la empresa que contratara a más de 500 repartidores que habían trabajado entre 2015 y 2017. De esta manera, se les debía reconocer todo el tiempo que no han cotizado y la empresa tenía que pagar la cuota correspondiente a la Seguridad Social por sus empleados.

Ahora, el Juzgado de lo Social le ha dado la razón a Inspección de Trabajo, ya que el juez considera que han trabajado como falsos autónomos. En primer lugar, el fallo describe que la compañía organizaba el trabajo de los repartidores e, incluso, les exigían normas de comportamiento, como quitarse el casco cuando entraran a los establecimientos o no beber alcohol. Asimismo, gestionaban sus propinas y, entre otras cosas, la empresa les obligaba a llevar publicidad de la empresa en sus bicicletas, por lo que la autonomía del trabajador era escasa.

La empresa recurrirá el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por lo que, de momento, la compañía seguirá actuando igual.