Vueling no deja embarcar a una joven por llevar un “body”

Un body de licra, una falda y unas zapatillas han sido los protagonistas de uno de los embarques más tensos de la compañía Vueling. Es la vestimenta que llevaba Laura C. el pasado domingo, una joven granadina que en un vuelo Palma- Barcelona le denegaron la entrada al avión por su indumentaria.

Ella ha denunciado que las mismas azafatas que le permitieron cruzar la puerta de embarque son las que, minutos más tarde, le prohibieron el acceso en el pasillo de entrada a la aeronave.

El vídeo que grabó la pareja de la joven en ese momento se ha hecho viral y en él se observa cómo el resto de los pasajeros simpatizan con la chica, hasta tal punto que muestran su disconformidad con el personal del vuelo y le ofrecen a la granadina una sudadera. Sin embargo, ni esta prenda ni un pareo que tenía la chica fueron suficientes para la compañía, que decidió llamar a la Guardia Civil, según alegan, por una conducta incorrecta por parte de la protagonista de la trifulca.

La joven ya ha presentado una reclamación ante la dirección de Consumo de Baleares y, también, la asociación FACUA-Consumidores en acción ha denunciado a la aerolínea por considerar que el trato que recibió la afectada fue machista e inadmisible. Asimismo, aseguran que la denegación de embarque solo se da “por razones de salud, de seguridad o por la presentación de documentos de viaje inadecuados”.