Pedro Sánchez, la investidura interminable

Sin mayoría absoluta para la primera votación y con el apoyo de Unidas Podemos pendiendo de un hilo. Este es el escenario al que se enfrenta Pedro Sánchez después del primer debate de investidura en el quedó, aún más claro, que el presidente del gobierno en funciones tiene mucho trabajo por delante.

A no ser que exista un cambio de última hora, en la primera votación de investidura, Sánchez no saldrá elegido presidente. Cuenta, previsiblemente, con el no de su principal aliado, y también con el del Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

MAYORÍA SIMPLE

Ante la petición de abstención a la oposición para conseguir el desbloqueo, la respuesta  ha sido clara: No hay abstención. La respuesta es no.

Por eso, será la fuerza de esta negativa la que hará que se repita esta votación de investidura el próximo Jueves , en la que ya no hará falta la mayoría absoluta, sino la mayoría simple, es decir, más síes que noes.