Surrealismo e hipnotismo se dan la mano en el Palacio de Velázquez

La obra Autorretrato de otro del pintor japonés Tetsuya Ishida ha aterrizado en Madrid hasta el próximo 8 de septiembre.

A partir de los trazos del artista, diferentes facetas de la vida del ser humano como la familia, la escuela y la opresión, se representan en esta exposición con la que el pintor pretende poner en jaque la conciencia y moral japonesa.

LA ‘DÉCADA PERDIDA’ DE JAPÓN

En las 70 pinturas que componen la muestra, que se expone en el Palacio de Velázquez, Ishida refleja todas las situaciones que vivió su generación durante la recesión económica que sufrió Japón hasta 1990, a partir del surrealismo, el hipnotismo y el arte en su máxima expresión.

Autorretrato de otro llega a la capital con el mismo objetivo con el que la pintó su difunto autor: Remover conciencias e invitar a la reflexión del espectador.