Emergencia internacional tras una nueva muerte por ébola en el Congo

La República Democrática del Congo está de nuevo en el punto de mira. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado esta semana que el brote de ébola en el país se ha convertido en una emergencia de alcance internacional.

El organismo lo hizo tras detectar el primer caso de esta enfermedad en la ciudad de Goma, una de las más pobladas del país con casi dos millones de habitantes y en la que el comercio es la principal fuente de ingresos. Asimismo, hace frontera con Ruanda y Uganda, donde ya ha llegado el brote.

El virus se propaga de forma vertiginosa, aunque la Organización Mundial de la Salud considera que todavía no se debe cortar ni el comercio ni el tráfico de la ciudad, ya que afirma que más que detener el brote, lo empeoraría, porque la gente utilizaría “pasos fronterizos informales y no vigilados”.

El brote de esta enfermedad se declaró el año pasado y se ha convertido en el segundo más grande de la historia, detrás del de África occidental entre 2013 y 2016, que se cobró más de 11.000 víctimas.