De cambio climático a crisis climática

Emergencia mundial. Así es como muchos expertos en medio ambiente catalogan la situación que el planeta está atravesando en la actualidad.

En España, por ejemplo, las olas de calor son diez veces más frecuentes y se registran altísimas temperaturas que sorprenden a los propios meteorólogos y expertos medioambientales.

Otro ejemplo se encuentra en el pasado mes de junio, que se ha marchado siendo el más cálido de toda su historia, y que a su paso se ha cobrado la vida de varias personas, al no soportar los golpes de calor que sufrieron.

¿CRISIS CLIMÁTICA O CAMBIO CLIMÁTICO?

La grave situación a la que se enfrenta el planeta requiere de una toma de conciencia por parte de los ciudadanos, no solo a pie de calle sino también en el lenguaje.

El diario británico The Guardian ha apuntado que es importante cambiar el término cambio climático por crisis climática,  porque «se hace un mayor hincapié en la gravedad del asunto».

Además, el rotativo inglés remarca que un cambio no siempre tiene porqué tener consecuencias negativas mientras que, el término crisis, pone de manifiesto la necesidad de poner remedio a los devastadores efectos que, a medio y largo plazo, se sufrirán a nivel mundial.