Prohibidos los castigos físicos a menores en Francia

Bofetadas, pellizcos o cualquier tipo de práctica que implique un castigo físico a los menores son ya historia en Francia.

El parlamento francés ha aprobado por unanimidad una ley que prohíbe a los padres y docentes de todo el país emplear la violencia física o psicológica en las casas y colegios franceses.

AUTORIDAD PARENTAL SIN VIOLENCIA

La medida, que ya fue respaldada por la Asamblea Nacional, tiene como objetivo que los padres puedan regañar a sus hijos sin necesidad de emplear la violencia como ejemplo educativo.

Además, el secretario de estado francés en materia de educación, Adrián Taquet, ha asegurado que este texto favorecerá la igualdad entre niños y adultos, y que ya  se han puesto en marcha campañas de información para padres, y de formación para los profesores.

Con la aprobación de esta ley educativa, Francia se convierte en el país número 56, de los 193 países miembros de las Naciones Unidas, en el que prospera una enmienda con estas características y en donde la protección del menor adquiere una mayor relevancia.