Día Mundial del Donante de Sangre

Un año más, el 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. Un día para agradecer a todos los donantes voluntarios no remunerados la labor que hacen y para concienciar de la necesidad de hacer donaciones de sangre. Un pequeño acto que puede salvar millones de vidas al año.

Pero, ¿conoces todas las curiosidades que giran alrededor de las donaciones de sangre?

Para donar, se debe tener al menos 18 años de edad (y no superar los 65 años). Estar sano, pesar más de 50 kilos, tener una tensión arterial normal y no haber padecido enfermedades como cáncer, paludismo o SIDA es un requisito fundamental.

Cada componente sanguíneo tiene una condiciones de conservación diferentes. Los glóbulos rojos, pueden conservarse hasta 42 días a una temperatura de 4ºC, las plaquetas, por su parte, duran hasta 7 días en agitación a una temperatura de 22ºC y el plasma congelado puede conservarse hasta 2 años a una temperatura de -40ºC,

Donar sangre regularmente puede mejorar la salud del corazón, ya que puede ayudar a reducir su grosor y pegajosidad, lo que permite que esta fluya más fácilmente por los vasos sanguíneos. Además, puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer, según un estudio publicado en 2008 por la revista Journal of the National Cancer Institute.

En contraposición a lo que se suele pensar normalmente, la mayoría de la sangre que se recoge en las donaciones va destinado a los pacientes con cáncer. Tan solo el 2% va dirigido a personas con lesiones o traumatismos.