Las mujeres japonesas se rebelan contra los tacones

Las mujeres japonesas dicen ‘no’ a los tacones. Se niegan a acatar la ley que obliga a utilizar ese tipo de calzado para trabajar y para ello han organizado una protesta viral. El movimiento #Kutoo ya es conocido en todo el mundo.

La campaña contra la normativa se puso en marcha el pasado mes de marzo por la escritora y actriz Yumi Ishikawa. Más de 20.000 mujeres se han sumado a la protesta y el movimiento busca presionar al gobierno japonés para que responda ante una ley que induce, según la fundadora del movimiento, a “una práctica discriminatoria”.

Sin embargo, el gobierno japonés ha hecho caso omiso a las críticas y el primero ministro, Takumi Nemoto, defiende que “llevar tacones en el trabajo es necesario y razonable”.

Existen miles de estudios científicos que demuestran los efectos adversos que puede provocar esta práctica, como juanetes, lesiones en los tendones y en las rodillas, dolor de espalda y muscular e incluso roturas.

El nombre de la campaña, #KuToo, juega con los vocablos japoneses “kutsu”, que significa zapatos, y “kutsuu” que hace referencia a la palabra “dolor”, además de estar vinculado al famoso hashtag que da nombre a la revolución feminista contra el acoso y la discriminación sexual en Hollywood, #Metoo.