¿Tienes un bulto extraño moviéndose bajo tu rostro?

¿Has notado alguna vez un cosquilleo extraño en tu cara?

¿Crees que puedes tener algún bicho en el interior de tu rostro?

Eso le paso a esta mujer rusa cuando se levantó una mañana y se miró al espejo, tenía un bulto en el ojo izquierdo, pero pensó que no tenía importancia. Cinco días más tarde el bulto se le había movido por encima de su párpado izquierdo. Diez días más tarde, este bulto se había movido de nuevo, esta vez a los labios junto con sensación de picor y ardor.

La mujer se había infectado con un parásito llamado Dirofilaria repens. 

Este gusano no puede reproducirse puesto que no puede alcanzar la madurez necesaria en nuestro cuerpo humano. Se transmite a través de los mosquitos, pero en nuestro caso es accidental, generalmente viven en animales como lobos, zorros, gatos, perros etc.

En Rusia y Bielorrusia entre 1997 y 2013 se identificaron 1272 casos.