Aumenta el SMI, pero no se reduce la brecha de género

Según un informe de Eurofund el salario mínimo interprofesional aumentó en todos los países de la Unión Europea, salvo en Letonia. Los países que lideran estas subidas son España con un 22%, Grecia con un 11% y Bulgaria con un 10%.

A pesar de estos buenos datos, Eurofund advierte de que estas subidas siguen sin reducir la brecha de género. En la mayor parte de los países, el 60% de los trabajadores que reciben menos del 90% del salario mínimo interprofesional son mujeres. En España, ese porcentaje llega al 62%, pero hay algunos países en los que la proporción es mayor como Croacia, con un 73,8% o Malta con un 73%. Si miramos al contrario, en casi todos los países, la mayoría de los hombre tienen un salario de hasta un 10% superior al SMI.

Además, a esta desigualdad se le suma la diferencia existente entre los países que tienen fijado por el el SMI. Unas cifras que van desde los 268 euros en Bulgaria hasta los 2.000 de Luxemburgo.