El antisemitismo se dispara en Alemania

El comisionado de antisemitismo del gobierno alemán recomienda a los judíos no usar kipá (el tradicional gorro que usan los hombres) en público. Así lo ha expresado públicamente el líder de la institución, Felix Klein. Desaconseja llevar la prenda debido al aumento de ataques contra la comunidad judía en Alemania registrados en el país.

“Lamentablemente no puedo aconsejar a los judíos que lleven la kipá por cualquier parte de Alemania”, asegura Klein.

“Desinhibición antisemita”

El comisionado de antisemitismo, que depende el Ministerio de Interior, afirma que existe una “creciente desinhibición social” frente a expresiones o actitudes agresivas contra los miembros de la comunidad judía.

Cree que esto se debe al auge de los movimientos ultraderechistas puesto que provoca un “fatal caldo de cultivo”. Sostiene también que el 90% de los delitos de odio con trasfondo antisemita proceden de la ultraderecha.

Datos del Ministerio de Interior revelan que el cómputo de los delitos xenófobos y antisemitas se incrementó en 2018 casi un 20%. Ese mismo año se registraron 7.700 delitos de índole racista, de los cuales 1.799 fueron de carácter antisemita.

“No hay que dejarse intimidar”

Sin embargo, uno de los titulares de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, mantiene una posición contraria. Anima al uso del kipá porque, dice, “no hay que dejarse intimidar”. “Todo el mundo debe poder mostrar su kipá, no importa dónde ni cuándo”.

Hace tan tolo un año, debido a una agresión sufrida en Berlín por un joven que iba con la kipá, miles de personas acudieron a una concentración en la capital del país ataviados con esa prenda para mostrar su rechazo y en señal de solidaridad.