¿Por qué las orejas y la nariz no dejan de crecer?

¿Te has fijado cómo cambian la nariz y las orejas a lo largo del tiempo?

Cuando alcanzamos los 20 años de edad, más o menos, nuestro cuerpo deja de crecer y nuestros órganos se quedan tal y como están en cuanto al tamaño pero con una excepción: Las orejas y la nariz.

La explicación de su aumento de tamaño durante toda la vida tiene que ver con los cartílagos. El cartílago está compuesto de un tejido que se encuentra en nuestras articulaciones y en otras partes del cuerpo como en la nariz y las orejas. Este tejido sirve para compensar el desgaste de las articulaciones y mantener la forma.

Los científicos afirman que con el tiempo, el colágeno y las fibras que componen el cartílago empiezan a descomponerse y por lo tanto se expanden. Si a esto le sumamos la gravedad, damos con la fórmula: la punta de nuestra nariz y de nuestras orejas aumenta considerablemente de tamaño.