Grandes momentos de la Fórmula 1 en Montmeló

Entre los días 10 y 12 de mayo, vuelve al Circuit de Barcelona-Catalunya uno de los mayores espectáculos deportivos. Se celebra el Gran Premio de España 2019 de Fórmula 1. En este circuito de 4,655 kilómetros, los monoplazas darán un total de 66 vueltas para cubrir 307,230 kilómetros. Descubre todos los detalles sobre este circuito en el blog de CaixaBank.

Por sus características, la competición en el Circuit de Barcelona-Catalunya empieza a ponerse seria ya desde los entrenamientos. Especialmente en este circuito, conseguir la pole puede suponer tener medio gran premio en el bolsillo. La estrategia en las paradas también suele resultar determinante. Esto se debe a que su trazado presenta pocas rectas donde adelantar y, además, los equipos lo utilizan para sus entrenamientos oficiales. Por esa razón, los pilotos se lo conocen de memoria y no suelen cometer errores. Las tácticas adecuadas cobran así especial relevancia sobre el asfalto de Montmeló.

El Circuit de Barcelona-Catalunya está muy ligado a la Fórmula 1. La provincia de Barcelona ha albergado tres circuitos en los cuales se han celebrado grandes premios de Fórmula 1: Pedralbes, Montjuïc y el actual, denominado Circuit de Barcelona-Catalunya, en Montmeló.

 

Un circuito que se estrenó con una batalla épica

 

Aunque el trazado del actual Circuit de Barcelona-Catalunya no se presta a grandes adelantamientos ni momentos de tensión, lo cierto es que su estreno en 1991 acogió una lucha épica entre dos gigantes de la Fórmula 1: Nigel Mansell y Ayrton Senna. El primero consiguió adelantar al segundo en una lucha agónica sobre una pista estrecha y con solo dos rectas.

Este año, el Circuit de Barcelona-Catalunya rendirá homenaje durante el Gran Premio de España al desaparecido Ayrton Senna, cuando se cumplen 25 años de su fallecimiento y 28 de una lucha con su rival Nigel Mansell que queda para los anales de este deporte.