Irán reduce sus compromisos nucleares

Irán reduce sus compromisos nucleares negociados en 2015. Da un plazo de 60 días para negociar. Mientras, Teherán no venderá el uranio enriquecido ni el excedente de agua pesada. Así lo ha anunciado el presidente iraní, Hasan Rohaní, a través de un discurso televisado.

Según el líder iraní, sus exigencias para retroceder a la situación previa consisten en que se levanten las limitaciones a las transacciones con el sistema bancario iraní así como a la venta de petróleo.

El anuncio se produce justo un año después de que Estados Unidos abandonara el Plan Integral de Acción Conjunta, firmado por Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania.

“Tras la violación de EEUU, Irán renunciará a dos acciones que se realizaban hasta hoy. Es decir, cada vez que nuestra producción de uranio enriquecido alcanzaba los 300 kilos, lo vendíamos a dos países. Hoy lo suspendemos y también dejamos de vender agua pesada”, dice Rohaní.

Renuncia de 60 días

Rohaní insiste en que se trata de una medida que tiene una duración de 60 días. Asegura que Irán ha elegido el camino de la diplomacia y que su intención es negociar para retomar y salvar los acuerdos anteriores.

De hecho, Estados Unidos, tras retirarse hace un año unilateralmente del acuerdo volvió a imponer sanciones a Irán en agosto y noviembre pasados, incluidos a su sector bancario y petrolero.

“Si durante estos 60 días se mantienen nuestros principales intereses, especialmente la venta de petróleo y la eliminación de sanciones bancarias, volveremos a las condiciones anteriores”, afirma Rohaní.

El mandatario iraní se acoge a los puntos 26 y 36 del JPCPOA precisan que Irán tiene derecho a reducir sus compromisos si las otras partes no cumplen con sus obligaciones.

Por su parte, la Unión Europea ha adoptado una serie de medidas para contrarrestare las sanciones estadounidenses, como por ejemplo un canal especial de pagos, pero que, por el momento, no ha tenido éxito.