La represión contra los gays en Chechenia se recrudece

Vuelve el horror a Chechenia. La represión que tuvo lugar hace dos años en la república rusa, está volviendo a suceder. La comunidad homosexual está de nuevo en el punto de mira de las autoridades.

Amnistía Internacional denuncia que el gobierno ha iniciado una nueva oleada de ataques contra personas gais y lesbianas. Al menos 40 personas ya han sido detenidas y torturadas. Y dos de ellas han muerto.

Sin embargo, tal y como recuerda la organización humanitaria, está situación no es nueva. “En 2017 el mundo se horrorizó por el secuestro y tortura de decenas de hombres gais en Chechenia. Al menos tres personas fueron asesinadas. Ningún responsable ha pagado por ello”, denuncia Amnistía Internacional.

La organización advierte de que en estos momentos hay vidas en peligro y reclama una respuesta urgente por parte de la comunidad internacional para proteger a estas personas.

El Gobierno lo niega

Por su parte, las autoridades rusas niegan rotundamente que haya habido tortura y muertes en la región, predominantemente musulmana, donde la homosexualidad es un tabú.

Sin embargo, activistas de la Red LGTB de Rusia, que ayuda y protege a las víctimas, aseguran que unas 40 personas fueron arrestadas en diciembre bajo la sospecha de ser gais y al menos dos de ellos murieron durante la detención.

Según recoge la agencia Associated Press, un hombre, Maxim Lapunov, aseguró haber sido detenido por personas no identificadas en una calle de Grozni, capital de Chechenia en 2017.

Permaneció arrestado dos semanas y denuncia haber sido golpeado de manera continuada. Fue puesto en libertad después de firmar una declaración en la que tuvo que reconocer que es gay y le amenazaron con asesinarlo si mencionaba su detención.