El ‘gas violeta’, un arma de defensa artesanal contra los acosadores

Según un informe realizado por la organización Semáforo Delictivo, en 2018 fueron asesinadas 834 mujeres en México, un 13% más que en 2017. Estos alarmantes datos han impulsado a jóvenes estudiantes de Mérida, en el suroriental estado mexicano de Yucatán, a crear un arma de defensa artesanal contra los acosadores: el ‘gas violeta’.

Se trata de una combinación hecha con productos naturales como la cebolla o el chile habanero, machados para formar un spray. El gas es capaz de provocar ardor en los ojos y en la cara durante 15 minutos. Su tamaño es pequeño y se asemeja al de un pintalabios y al estar fabricado con materiales 10% naturales reduce de manera considerable su coste, haciéndolo accesible para todos los públicos.

La intención de sus creadores es patentarlos y comercializarlo por todo el estado de Yucatán y más tarde por todo México para convertir al ‘gas violeta’ en un arma artesanal de defensa contra los acosadores.