¿Cómo puedes mejorar tu memoria?

¿Tienes buena memoria? Siempre se ha pensado que la capacidad de memorizar datos es algo innato en los seres humanos, pero lo cierto es que es una habilidad que se puede aprender. Tal y como afirma Joshua Foer, periodista estadounidense, “las capacidades de memoria extraordinarias están latentes en todos nosotros… si usamos las técnicas adecuadas para despertarlas”. Pero… ¿cuáles son estas técnicas?

El primer error que se comete, sobre todo cuando se es estudiante, es intentar memorizar todo la noche anterior sin descanso. Un experimento demostró que la capacidad de memoria aumentaba de 10 a 30% en estudiantes a los que se les había pedido al azar sentarse en una habitación a oscuras y en silencio durante varios minutos, después de escuchar una historia.

En segundo lugar, numerosas investigaciones demuestran que reeler y subrayar no ayuda a memorizar, ya que se trata de acciones pasivas. En su lugar es mejor hacerse un autoexamen. Hacer exámenes de prueba mejora la retención mucho más que cualquier otra técnica, ya que obligamos a la mente a que busque lo aprendido una y otra vez.

Por último, contárselo a alguien ayuda a recordar mejora lo que aprendimos, no solo porque tener que explicarlo con tus propias palabras ayuda a comprenderlo, sino porque recuperar una información también ayuda a recordarla.