Israel fracasa en su intento de llegar a la Luna

Lo ha intentado, pero no lo ha conseguido. Israel ha fracasado en su primer intento de llegar a la Luna.

Beresheet (génesis en hebrero), la primera sonda robótica enviada por Israel a la Luna -primera de capital privado al satélite de la Tierra- se ha estrellado contra la superficie lunar tras una serie de fallos en las comunicaciones con la nave en la última fase de su vuelo.

A medida que la nave se acercaba a la Luna para posarse en su superficie, el control de Tierra en la firma SpaceIL perdió contacto con Beresheet varias veces.

Los científicos trataron de mantener la esperanza mientras se restablecía la conexión, pero solo unos minutos antes del momento en que la nave debía aterrizar, el contacto se perdió una vez más y acabó estrellándose en la Luna, a última hora del 11 de abril, según informan los medios israelíes.

Aún así, ni los científicos, ni el gobierno israelí pierden la esperanza. Ya han anunciado que seguirán intentándolo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya ha asegurado que su país seguirá intentándolo: “¡Israel aterrizará en la luna!”. Hasta el momento, sólo Estados Unidos, Rusia y China han logrado posar naves en la Luna de manera controlada.

Israel lanzó la sonda en febrero

La sonda fue lanzada el 21 de febrero desde Cabo Cañaveral a bordo de un cohete Falcon 9 de Space X. Tras alcanzar la órbita lunar hace una semana y recorrer 6,5 millones de kilómetros, se había previsto que la sonda llegase a la superficie de la Luna al nordeste del Mar de la Serenidad, un área plana en la superficie lunar. Pero no ha sido posible.

De haber llegado a superficie con éxito, el objetivo de la sonda era tomar fotografías del lugar de aterrizaje y una autofoto para demostrar que aterrizó de manera segura. También tenía como misión estudiar el campo magnético de la Luna como parte de un experimento realizado en colaboración con el Instituto de Ciencias Weizmann en Israel.