Golpe a Wikileaks: Assange, detenido

Julian Assange, fundador de Wikileaks, ha sido detenido este jueves por la Policía Metropolitana en la Embajada de Ecuador en Londres. Permanecía refugiado en el edificio desde hacia siete años (junio de 2012) gracias a una petición de asilo político.

Sin embargo, según ha anunciado Scotland Yard en un comunicado, el arresto se ha producido después de que el gobierno ecuatoriano anunciara la retirada de la protección.

La detención se ha producido bajo el visto bueno del personal diplomático y después de varios meses de tensiones con el gobierno de Ecuador.

En estos momentos se encuentra en una comisaría en el centro de la capital británica, antes de comparecer “lo antes posible” ante el Tribunal de Magistrados de Westminster, según ha informado Scotland Yard.

El gobierno de Ecuador retira el apoyo a Assange

“En una decisión soberana, Ecuador decidió retirar el asilo a Julian Assange tras repetidas violaciones de las convenciones internacionales y de los protocolos diarios”, ha escrito el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, poco después de que se produjera el arresto.

Por su parte, el abogado de Assange, Jen Robinson, ha asegurado que la detención de Assange está relacionada “no solo” con la “ruptura de la libertad condicional en el Reino Unido” sino también “con la peticón de extradición de Estados Unidos”.

Wikileaks también ha denunciado a través de su cuenta oficial de Twitter que “Ecuador ha dado término de forma ilegal al asilo político concedido a Assange en violación del Derechos Internacional”. El portal de filtraciones añade que “Julian Assange no ha ‘salido de la embajada'” sino que “el embajador ecuatoriano ha invitado a la Policía británica dentro y ha sido detenido”.

Ahora tendrá que rendir cuentas ante la justicia norteamericana por las filtraciones de WikiLeaks sobre las guerras de Afganistán e Irak y por los correos electrónicos de la Secretaría de Estado.