Bugchasing, práctica de sexo sin miramientos

¿Conoces el Bugchasing? 

Consiste en una moda muy peligrosa en la que los hombres buscan y están dispuestos a contagiar premeditadamente de VIH a cuerpos sanos que lo deseen.

«Las personas que quieren infectarse de manera voluntaria están muy desinformadas o manipuladas», afirmaba Juan González García, coordinador de la unidad de VIH del Hospital Univeresitario La Paz.  Los datos hablan por si solos, según el Ministerio de Sanidad en 2015, 3.428 personas fueron diagnosticadas de sida, de estos más del 50% de los casos eran hombres que mantuvieron relaciones sexuales con otros hombres, suponiendo un coste en el año 2016 de entre 3.758 y 9.714 euros por paciente al año, cubiertos por la Seguridad Social.

En Madrid hay alrededor de 20 locales tipo saunas, clubes privados y bares con cuarto oscuro destinados a la practica del sexo gay con desconocidos.

González García reclama una mayor concienciación social afirmando: «Hay una gran falta de educación sexual, necesitamos volver a hacer campañas de prevención en los medios de comunicación».