Las políticas más controvertidas de Netanyahu

“O yo o el caos”. Así se resumen los diez años de mandato del actual primer ministro israelí. Una política internacional polémica y el apoyo de los líderes más controvertidos, han sido las claves de la gestión de Benjamin Netanyahu.

Con casi setenta años y en su decimotercer año en el cargo, el mandatario israelí se ha enfrentado desde su llegada al poder en 2009 a un mapa regional peligroso a través de numerosos desafíos que han dejado en jaque a la geopolítica internacional.

Además, está imputado. En concreto, está siendo investigado por cohecho, fraude y tráfico de influencias en diversos casos de corrupción.

Netanyahu y sus apoyos internacionales

 Netanyahu presume de la buena relación que mantiene con las dos superpotencias. Rusia y Estados Unidos. Ha conseguido reuniones con Donald Trump en Whashington y con Vladimir Putin en Moscú. Los dos apuestan por él y por su política internacional, cuestionada por la ONU.

El primer ministro israelí ha encontrado un aliado sólido en Donald Trump, también partidario de la opresión al pueblo palestino. De hecho, hace tan solo unas semanas, ambos firmaron en la Casa Blanca un acuerdo en el que la administración estadounidense reconoce la soberanía israelí sobre los Altos del Golán.

Es más, EEUU inauguró hace tan solo unas semanas, de la mano de Ivanka Trump, su embajada en Jerusalén. Una maniobra que provocó el rechazo de la comunidad internacional que se niega a reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Netanyahu considera a los árabes ciudadanos de segunda clase

 Netanyahu ha tratado de promover una ley de Estado-nación con el objetivo de establecer a la población árabe de Israel como ciudadanos de “segunda clase”.

También es partidario de levantar asentamientos en Cisjordania con la intención de anexionar el territorio a Israel.

Además, los incidentes en la Franja de Gaza han sido constantes durante su gestión. Los bombardeos de artillería por parte del ejército israelí no han cesado. Hace apenas unos días, el mandatario israelí asegura que una nueva ocupación de la Franja de Gaza no está descartada.

******** El recuento de las elecciones celebradas en Israel el 9 de abril arroja prácticamente un empate técnico entre Netanyahu y el centrista Benny Gantz. El actual primer ministro está en mejor posición para repetir en el cargo y ha mostrado ya su predisposición a hacerlo, lo que puede conllevar que se alíe con otros partidos de derecha.