Fisher-Price Rock ‘n Play puede provocar la muerte de tu bebé

Si estás pensando en comprar una cuna de Fisher-Price Rock ‘n Play para tu bebé no lo hagas…

Al menos diez bebés han muerto en EEUU por el uso de esta cuna desde 2015 tras volcarse.

La Agencia de Protección a la Salud del Consumidor (la CPSC) estadounidense ya ha alertado a los padres para que no utilicen este producto si sus hijos tienen más de tres meses.  A los tres meses es cuando según los médicos los bebés empiezan a voltearse, a rodar boca abajo o de costado cuando están tumbados en la cuna.

Desde Fisher-Price advierten a los consumidores de que cuando los bebés empiecen a moverse dejen de usar esta cuna, además recuerdan que hay que crear un ambiente de sueño seguro para los pequeños, durmiendo boca arriba, pero lo cierto es que desde el año 2015 la CPSC tiene constancia de 10 muertes infantiles por esta cuna.