China censura los pendientes, los tatuajes y los escotes

El tema de la censura en China no es ninguna novedad. La última ocurrencia de los censores chinos ha sido difuminar los lóbulos de las orejas de los artistas masculinos que llevan pendientes en televisión e Internet. Temen que las perforaciones en sus orejas sean un ejemplo demasiado femenino para los jóvenes del país.

Pero los pendientes no son lo único censurado en televisión: los futbolistas deben ir con manga larga para tapar sus tatuajes, los raperos únicamente pueden raperar sobre la paz y la armonía y las mujeres deben tapar sus escotes.

Con estas medidas, el Partido Comunista trata de inculcar lo que se llama “valores socialistas principales“, que no son otros que: patriotismo, armonía y civilidad. Y lo mismo ocurre con la industria del entretenimiento, que en 2018 se vio obligada a cerrar casi 6.000 sitios web y más de dos millones de cuentas y grupos en redes sociales.

Un retroceso en la libertad de expresión en los ámbitos de la cultura y el entretenimiento imparable y alarmante para muchos chinos de generaciones anteriores.