Kahal Yeraim, la comunidad judía ortodoxa afincada en Guatemala

Kahal Yeraim es una comunidad judía ortodoxa afincada en la capital de Guatemala, que se distanció de Lev Tahor, la secta ultraortodoxa judía envuelta en un escándalo por secuestro infantil en Estados Unidos. La separación, según confiesan algunos de sus miembros a BBC Mundo, se debió a que la comunidad Lev Tahor elevó sus estándares de alimentación a un punto en el que fue muy difícil seguirlos. Ambos son los dos únicos grupos jasídicos de Guatemala.

Los seguidores de Kahal Yeraim se caracteriza por los rulos de sus cabellos, sus sombreros y sus largos y oscuros ropajes. En la actualidad, el movimiento consta de 25 familias y alrededor de 60 miembros, que intentan vivir lo más apegados a las reglas.

Los hombres y niños se reúnen a rezar tres veces cada día. Todos viven cerca de la sinagoga y los sábados no pueden usar la tecnología ni el transporte.

Respecto a la alimentación, la comida tiene que ser ‘Kosher’, es decir, preparada según los preceptos del judaísmo y producida en Israel o que un judío haya supervisado su proceso de producción.

Las mujeres no tienen obligación de asistir a la sinagoga y ambos sexos mantienen una estricta distancia si no tienen una relación de padre e hija o madre e hijo o esposos. Las mujeres deben ser lo más recatadas posible y acercarse a lo que ellos llaman la “santidad”.

La comunidad Kahal Yeraim aspira a convertirse en un punto de concentración de judíos ortodoxos, ya que, según afirman, en América Latina “hay pocos países que cuentan con todos los medios para llevar una vida apegada a esos principios”.