Los drones cambiarán las guerras

En el futuro próximo los drones preparados para el combate y la guerra ya no actuarán de manera individual, la innovación es su actuación coordinada. El responsable del programa del centro de investigación y análisis New American Security, en Washington, Paul Scharre, lo explica en términos deportivos: 

“Imagina un partido de fútbol, un entrenador no va a decirle a cada jugador desde fuera de la cancha qué debe hacer. Los jugadores deben resolver por sí solos. De igual manera, los agentes robots deben coordinar entre ellos las acciones que van a tomar”.

Así, cada máquina no tiene que ser controlada por un humano. El enjambre pretende que las máquinas sean capaces de coordinarse y tomar decisiones entre ellas. El enjambre tiene suficiente inteligencia para coordinar su comportamiento. Ademas, son máquinas low cost, por lo que el enjambre podrá tener muchas unidades para abrumar al enemigo y, además, son prescindibles por su bajo coste.

Scharre, asegura que “a diferencia de tener un gran número de soldados, los agentes robóticos pueden coordinarse entre sí a una escala imposible para los seres humanos”.

El proyecto se encuentra en estado experimental, pero esperan que sea pronto una realidad.

La Universidad de Harvard tiene su propio proyecto robótico inspirado en colonias de termitas como constructoras de enormes y elaboradas estructuras sin tener un control central. Ningún individuo de la colonia da instrucciones a los demás, cada elemento realiza su tarea. Se logra mediante la “estigmergia” o lo que es lo mismo, un animal deja señales en el entorno para que otros reaccionen.

 

Las bandadas de aves son también otra fuente de inspiración para los investigadores

 

Las bandadas de aves son también otra fuente de inspiración para los investigadores. Por ejemplo, los estorninos que parece que vuelan con inteligencia colectiva, y lo que ocurre es que se difunde entre ellos información a través de ondas instantáneas. Es este comportamiento descentralizado lo que los investigadores de drones buscan replicar.

Pero un campo de batalla puede ser muy complejo y el enjambre robótico tendrá que responder a imprevistos, por ejemplo: misiles que pasan rasantes o ataques a sus sistemas de comunicaciones y GPS.

Para responder a imprevistos, la Agencia de Investigación de Proyectos de Defensa Avanzados de EE.UU. (DARPA) anunció que en el desierto de Arizona había logrado que un escuadrón de drones tuviera capacidad de adaptarse y responder aún cuando la comunicación había quedado inhabilitada.

DARPA también tiene un programa llamado Gremlins, que son microdrones con forma de misiles que con el mismo sistema de enjambre puede lanzarse desde aviones para realizar labores de reconocimiento.

Otros proyectos ya han sido probados con éxito como el denominado “copiloto leal”, capaz de cargar bombas guiadas con precisión y que actuaría al lado de un avión de combate tripulado, en este caso el tamaño del dron es mucho más grande, mide 9 metros de largo.

Estos sistemas de inteligencia capaces de matar sin intervención humana generan un gran debate sobre sus límites, puesto que hablamos de un enjambre de máquinas que puede tomar sus propias decisiones tácticas.

El investigador Paul Scharre dice que todavía “falta un tiempo antes de que esto fructifique de una manera realmente dramática”. 

A corto plazo, los experimentos continúan. Por el momento con finalidades de protección civil. El Laboratorio de Ciencia y Tecnología Defensiva de Reino Unido (DSTL) y el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE.UU. (AFRL) organizaron un gran “maratón” de enjambres de drones  con el objetivo de estudiar nuevas maneras de ayudar a los servicios de emergencia con los incendios forestales.

 El ministro de Defensa de Reino Unido aseguró que las Fuerzas Armadas en los próximos años desplegarán drones como “escuadrones de enjambres”. 

Por su parte, Corea del Sur para enfrentar la amenaza bélica de Corea del Norte pretende tener disponible el próximo año una unidad especial de dronebots “, una palabra que combina los términos “dron” y “robot”, que “cambiará las reglas de juego en las guerras”, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap citando a un oficial del Ejército surcoreano que quiso permanecer en el anonimato.