Gran éxito en el Festival y Foro Internacional de Cine sobre los derechos humanos

Fuente: Euronews

Las películas pueden ser un prisma para entender el mundo. El Festival y Foro Internacional de Cine de los Derechos Humanos de Ginebra es uno de los principales eventos internacionales dedicados a mostrar cómo se violan los derechos humanos. Durante 10 días organizó 200 eventos por toda la ciudad con 47 películas en paralelo a la sesión principal del Consejo de los Derechos Humanos . Casi todas las entradas para las proyecciones se agotaron.

Para Isabelle Gattiker, directora del festival “Es necesario no sólo que cada vez más personas comprendan qué es lo que pasa en el mundo sino que se reúnan, hagan preguntas, denuncien y encuentren soluciones concretas. Las cintas que buscamos para el festival han de causar impresión”.

Entre lo más destacado de la edición de este festival se encontró el estreno mundial de la película documental “Ximei” sobre una campesina de la provincia rural china de Henan, infectada con SIDA a finales de la década de los 90 cuando el gobierno chino alentó a los aldeanos pobres a vender su plasma sanguíneo. Tanto los donantes como los receptores fueron infectados con el VIH a partir de material contaminado dando lugar a una epidemia. Las personas involucradas en la elaboración de la cinta pasaron siete años jugando al gato y al ratón con las autoridades chinas que espiaban sus teléfonos, mensajes de internet, detenían el rodaje y les confiscaban partes del metraje.

El productor ejecutivo del documental, el artista chino Ai Weiwei, afirma que nuestra sociedad no cuenta con “una investigación realmente independiente ni un periodismo libre. Se han tapado muchos casos. Es difícil para los directores hacer una película como esta. China es una sociedad fuertemente controlada. Y un documental como este se verá como algo subversivo”.

Por su puesto el escándalo vino seguido de un encubrimiento aún más escandaloso. Los funcionarios locales intentaron atemorizar a Ximei para que guardara silencio cerrando su albergue para víctimas de SIDA. El número aproximado de víctimas afectadas es de 300.000. Ella lucha para que se supere la discriminación legal y social y que estas personas reciban la medicación adecuada.