CaixaBank bate récord y gana 1.985 millones en 2018

Caixabank bate récord y vuelve a disparar sus beneficios. La entidad ha cerrado el año 2018 con un beneficio de 1.985 millones de euros. Es decir, un 17,8% más que el año anterior. Este crecimiento se debe al incremento de los ingresos del negocio bancario, la mayor aportación del portugués BPI y la reducción de las dotaciones. Así lo han anunciado el presidente de la entidad, Jordi Gual, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de resultados correspondientes al ejercicio 2018 celebrada este viernes en Valencia.

Además, la entidad que ha presentado recientemente su Plan Estratégico para el periodo 2019-2021, ha vendido en el último año su negocio inmobiliario, ha alcanzado una participación del 100% en BPI y ha acordado desprenderse del 9,36% que mantenía en Repsol.

El resultado de CaixaBank en España ha alcanzado los 1.605 millones de euros, un 6,4% más, mientras que el banco portugués BPI ha contribuido a este beneficio con un total de 380 millones frente a los 176 millones de euros en el ejercicio 2017.

Por otro lado, el margen bruto se ha situado en los 8.767 millones de euros, es decir un 6,6% más, debido a la fortaleza de ingresos básicos en el negocio bancario, que han aumentado un 4,2% en el grupo hasta los 8.217 millones. Respecto al margen de intereses, este dato ha crecido un 3,4% y ha alcanzado los 4.907 millones de euros. Se trata, según ha explicado la entidad, de un crecimiento motivado por la mejora en la rentabilidad de crédito, la intensa gestión de la financiación minorista y el ahorro en los costes de la financiación institucional.

La entidad también ha anunciado que los ingresos por comisiones se han situado en los 2.583 millones de euros, un incremento del 3,4% respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto, han descendido en un 2,2% las comisiones bancarias y han crecido en un 12,6% las comisiones de fondos de inversión, carteras y sicav’s mientras que la volatilidad de los mercados ha incidido negativamente en la evolución del patrimonio en el cuarto trimestre, por lo que las comisiones por este concepto han bajado en un 2,8%.

Los gastos de administración y amortización recurrentes han aumentado en un 3,7%, a un ritmo inferior al de los ingresos básicos, y el margen de explotación se ha situado en los 4.109 millones de euros, un 12,7% más. El aumento de los beneficios de la entidad se ha producido a pesar de la venta de acciones de Repsol.

Recursos y créditos

Los recursos totales de clientes se han situado en los 358.482 millones de euros, con un aumento del 2,6%, y el crédito sano ha aumentado un 1,8% hasta los 213.962 millones y con un crecimiento del 6% del crédito a empresas.

Además, la ratio de morosidad del grupo se ha reducido hasta el 4,7%, frente al 6% de hace un año. En concreto, la ratio de cobertura ha crecido hasta el 54% (50% a cierre de 2017), y los saldos dudosos han bajado hasta los 11.195 millones de euros.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones han disminuido un 66,8% respecto al año 2017, hasta los 567 millones de euros, y las pérdidas por deterioro de activos financieros han bajado hasta los 97 millones, un 87,9% menos que en el ejercicio anterior.

El apartado de otras dotaciones a provisiones ha caído un 48,4%, hasta los 470 millones de euros: la operación de recompra del 51% de Servihabitat durante el segundo trimestre dio lugar a un resultado negativo de 204 millones de euros en la cuenta de resultados de 2018 -lo que se desglosa en -152 registrados en otras dotaciones a provisiones y 52 en ganancias/pérdidas en baja de activos y otros.

Rentabilidad

Por último, la rentabilidad ha recuperado un nivel adecuado para cubrir el coste del capital: el ROTE ha mejorado hasta el 9,3% en la línea con el objetivo del Plan Estratégico para 2018 del 9-11% y el ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador ha alcanzado el 12,3% con un resultado de 2.199 millones de euros.

La liquidez también ha apuntado un dato positivo puesto que ha mejorado con unos activos líquidos totales de 79.530 millones de euros a 31 de diciembre de 2018: un crecimiento de 6.755 millones de euros en el año y un ‘Liquidity Coverage Ratio’ medio del 196%, casi el doble del requerido 100%.

CaixaBank refuerza así su liderazgo en banca de particulares con el 29,3% de cuota de penetración, mientras que en fondos de inversión ha obtenido el 17% y en planes de pensiones el 24%. La entidad cuenta con una base de 6 millones de clientes en España, de los cuales 5,2 millones son también clientes de banca móvil.