El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechaza el recurso del negacionista británico Richard Williamson.

Williamson, obispo católico y excomulgado, fue condenado en Alemania por negar el Holocausto. Aunque su sentencia fue rebajada, acudió a Estrasburgo quejándose de que se había violado su derecho a la libertad de expresión.