El Belén, un clásico imprescindible

El uso del pesebre se remonta a la Edad Media. La primera celebración en la que se montó un belén para conmemorar el nacimiento de Jesucristo fue en 1223, fecha en la que San Francisco de Asís decidió reproducir la tradición cristiana en una cueva.

 

El Belén, un clásico que no puede faltar en los ‘Gozos de Diciembre’

 

Para la Fundación Cajasol, el Belén es un clásico que no puede faltar en su programación de los Gozos de Diciembre. Como todos los años, la fundación expondrá su Belén tradicional caracterizado por un gran realismo. Además, tras el éxito del año pasado se podrá realizar una visita virtual y recorrer las escenas recreadas acercándose el público a las construcciones y figuras. Una oportunidad para que niños y mayores vivan la Navidad desde dentro.

Este Belén instalado en Sevilla podrá disfrutarse a partir del día 1 de diciembre y se convertirá en la estrella de la Navidad, ya que recibe una media de 3.000 visitas al día.

 

Cada año intentamos crear un lugar mágico, lleno de detalles que descubrir

 

“El Belén es un clásico en nuestra programación de los Gozos de Diciembre. Cada año intentamos crear un lugar mágico, lleno de detalles que descubrir, curiosidades con las que sorprenderse; un espacio lleno de Navidad por todos los rincones”, ha asegurado Antonio Pulido en numerosas ocasiones. “Desde que se entra por la puerta principal, se ha creado una ambientación totalmente cuidada y detallada con el fin de que los visitantes al Belén se trasladen a otra época y se concentren en lo que van a ver y vivir”. El objetivo final está claro: “Queremos sorprender y hacer disfrutar a todas y cada una de las personas que pasen por aquí durante los Gozos de Diciembre. Que sientan que la Fundación Cajasol es el mejor lugar para disfrutar de la Navidad”.