Espaňa, nuevas medidas para la protección de jugadores

A partir de ahora, nuevas regulaciones reforzarán la protección de su identidad disminuyendo los riesgos de fraude y lavado de dinero.

Mediante la Resolución de la Dirección General de Ordenación del Juego se modifican ciertas resoluciones para una mejor protección de los jugadores en línea. Los operadores deberán verificar a los clientes solicitando su documento de identidad, y pedirán algunos datos más para poder habilitar al usuario: IP desde donde se conecta, tipo de dispositivo utilizado y ID del dispositivo.

 

Desde finales de octubre del 2018, se actualizaron 3 resoluciones en la Ley 13/2011 vinculadas a la verificación de identidad de los jugadores online. La medida, orientada a mejorar la protección de los usuarios, establece una verificación documental obligatoria para todos los jugadores, además de ciertas especificaciones técnicas en el desarrollo técnico del juego. Han sido muchos lo casos de suplantación de identidad y el empleo de identidades falsas por lo que se quiere mejorar la regulación en la lucha contra el lavado de dinero y el fraude.

 

A partir de ahora, los operadores deberán verificar la identidad de los jugadores aún antes de comenzar a jugar – y no solo para retirar los premios, como era frecuente. Aquellos jugadores cuya identidad no se haya validado no podrán ni siquiera jugar. Durante el proceso de verificación (jugadores identificados pero pendientes de verificar documentalmente), estarán habilitados para depositar un máximo de 150 euros para jugar, aunque no tendrán permitido retirar los premios. Solo los que hayan terminado el proceso completo podrán jugar, depositar libremente y retirar sus ganancias.

 

La resolución entrará en vigor a fines de marzo de 2019, y los operadores contarán con una ventana de 6 meses para solicitar la documentación de los usuarios previamente registrados. Los nuevos ya seguirán el nuevo procedimiento desde entonces. La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) ofrecerá una guía para orientar y acompañar la industria en este proceso de cambio detallando las prácticas más recomendadas a seguir.

 

El modelo de reporte también sufrirá cambios, y los operadores deberán presentar nueva información ante la DGOJ para facilitar la monitorización y supervisión de las nuevas directivas. Se incluirán también datos sobre las diferentes apuestas, y se solicitarán certificaciones de los generadores de números aleatorios, que deberán seguir protocolos criptográficos imposibles de engañar. Estos cambios implican modificaciones técnicas importantes en los juegos por lo que pueden llevar unos meses en ejecutarse, aunque deberán iniciarse antes de que termine el 2019.

 

Oficina de prensa: Tragaperras Web