CaixaBank abre una sucursal en París, la primera en Francia

CaixaBank impulsa su estrategia como entidad de referencia en banca internacional en Europa con la inauguración de su nueva sucursal en París, la primera en Francia y la cuarta en Europa. Desde la nueva oficina se ofrecerán servicios de comercio exterior, banca de empresas y banca corporativa a empresas españolas con intereses y actividades en Francia, y a multinacionales y empresas francesas que operan en España.

En un encuentro con empresarios en la Embajada de España en Francia, Jordi Gual, presidente de CaixaBank, ha destacado que “la conversión de esta oficina de representación en sucursal confirma el impulso de internacionalización del banco, que ha acelerado su expansión en los últimos años. Trabajamos para reforzar nuestro liderazgo en banca internacional con presencia en los cinco continentes, cumpliendo nuestro compromiso con los clientes, acompañándolos allí donde lo necesiten”.

Por su parte, el embajador de España en Francia, Fernando Carderera, ha destacado la importancia de las relaciones bilaterales entre los dos países y el papel de la nueva sucursal de CaixaBank en París, que ofrecerá servicios para mejorar las relaciones económicas y financieras.

La sucursal en París, que se abrió como oficina de representación en 2007, pasa así a incorporarse a la red de sucursales del banco. Esta categoría de oficinas están autorizadas por el regulador local y español para proveer ciertos servicios financieros, como cuentas corrientes, depósitos, financiación a corto y largo plazo, factoringconfirming, entre otros.

La  entidad ofrece servicio tanto a las pymes y microempresas que están iniciando sus actividades exportadoras como a las grandes corporaciones y grupos empresariales que afrontan proyectos internacionales más complejos.

París es la última sucursal que se une a la red de oficinas operativas de CaixaBank, que crece año tras año. Desde 2016, tres oficinas de representación europeas se han convertido en sucursal (Londres, en 2016; Fráncfort, en 2017; y París, en 2018), y además, se ha abierto una nueva en el norte de África (Agadir, 2017), que se sumó a las otras dos ya existentes en Marruecos: Casablanca y Tánger.