Italia agita los mercados

More  

Italia agita los mercados

Las tensiones comerciales y los nuevos nombramientos euroescépticos en Italia marcan una semana errática en los mercados. Así lo han explicado los expertos económicos de CaixaBank. A inicios de semana, la Administración de los EE. UU. anunció la imposición de aranceles sobre un listado de importaciones chinas (por valor de 50.000 millones de dólares). Una cifra que fue aumentando hasta los 200.000 millones tras las represalias anunciadas por las autoridades asiáticas. En este contexto, asegura la entidad, el S&P 500 y los principales parqués europeos registraron pérdidas que recuperaron parcialmente a finales de semana.

Más adelante, el nombramiento de dos economistas euroescépticos como responsables de comisiones económicas en el senado italiano provocó un nuevo episodio de aversión al riesgo.“Aunque más moderado que el vivido a finales de mayo de este mismo año, este causó un repunte de los tipos de interés de la deuda soberana periférica que empujó las primas de riesgo italiana, portuguesa y española por encima de los 240, 150 y 100 puntos, respectivamente. Por su parte, entre las economías emergentes, la lira turca se apreció un 1,1% en la semana, que terminó con la victoria de Erdogan en las elecciones presidenciales”, añaden los expertos económicos de CaixaBank.

Por otro lado, CaixaBank dice que la OPEP y sus socios suavizan los recortes de la producción de petróleo y aumentarán en 1 millón de barriles el techo a la producción (de 32,5 mb/d hasta el momento). El anuncio se produjo después de unos meses donde la producción de crudo fue menor que la acordada y ante las disrupciones de la producción en Venezuela e Irán (debido, respectivamente, al desgaste en las infraestructuras y a la imposición de sanciones por parte de los EE. UU.). Durante la semana, el precio del barril de Brent descendió hasta los 73 dólares y tras el anuncio se situó en los 75,6 dólares.

“Los bancos centrales mandan mensajes de continuidad”, explica CaixaBank. En el foro de bancos centrales celebrado en Sintra (Portugal), Mario Draghi reiteró la intención de mantener unas condiciones financieras acomodaticias y retirar el estímulo monetario muy gradualmente. Por su parte, el presidente de la Fed, Jerome H. Powell, señaló de nuevo que la economía de los EE. UU. está creciendo a un ritmo sólido y reforzó su confianza en nuevas subidas graduales de los tipos de interés. Por último, en el Reino Unido, el Banco de Inglaterra mantuvo el tipo de interés de referencia en el 0,5%, por 6 votos a favor y 3 en contra (7 y 2 en la reunión anterior).