Italia consolida su política xenófoba ante la Unión Europea

Prometió deportaciones masivas y trabas al desembarco de inmigrantes, y lo ha cumplido. El ministro de Interior italiano y líder del partido ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, se ha plantado ante la Unión Europea y se ha negado a resolver la crisis humanitaria del buque ‘Aquarius’. Italia cierra sus puertas.

El nuevo Gobierno italiano, compuesto por Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas, ha dado un giro a la política migratoria del país y no acogerá ni ayudará a más inmigrantes. La postura xenófoba del Ejecutivo, liderada por Salvini, se basa en el cierre de los puertos del país para bloquear la entrada de embarcaciones. El objetivo: evitar a toda costa la entrada de inmigrantes.

Salvini, el ministro xenófobo de Italia

Salvini es admirador del presidente estadounidense Donald Trump y del líder ruso Vladimir Putin, mientras que su referente político es el Frente Nacional, la formación fascista francesa encabezada por Marine Le Pen. El ultraderechista también ha mostrado en varias ocasiones su apoyo a los independentistas catalanes.

El discurso de Salvini además de racista es violento. El nuevo ministro italiano logró popularidad en Italia por reclamar la destrucción de los campamentos de gitanos y por defender la dictadura de Benito Mussolini. Incluso justificó que un ultranacionalista italiano disparase a seis inmigrantes africanos: afirmó que la crisis migratoria es la principal culpable de la violencia.

La intención de Salvini es clara y contundente y así lo ha expresado en numerosas ocasiones con discursos cargados de odio y violencia. “Se acabaron los buenos tiempos para los ‘clandestinos’, llegó la hora de hacer las maletas. Enviarlos a casa será una de nuestras prioridades”, dijo el líder xenófobo en campaña electoral que ha prometido expulsar a medio millón de inmigrantes en los próximos cinco años y reducir así la partida destinada a la acogida. Y según sus primeras actuaciones al frente del Ejecutivo italiano, parece que lo cumplirá.