Woody Allen rompe su silencio: “Apoyo el movimiento #MeToo”

Woody Allen ha roto su silencio. El director de cine ha hablado alto y claro en una entrevista para el programa de televisión argentino ‘Periodismo para todos’ de Canal 13. Allen ha defendido su inocencia y ha respaldado públicamente el movimiento #MeToo. “Es gracioso, yo debería ser la cara de los carteles del movimiento”, ha manifestado.

Woody Allen pide condenar a los acosadores

Allen, de 82 años, sostiene que a lo largo de su extensa carrera nunca ha sido objeto de denuncias por parte de las mujeres que han participado en sus películas. El cineasta asegura que durante cincuenta años ha trabajado “con cientos de actrices” y que “ni una sola, famosa, protagonista, nunca nadie ha sugerido ningún tipo de indecencia”. Además, insiste en que ha empleado a “más de 200 mujeres en el equipo detrás de las cámaras”. “Siempre les hemos pagado exactamente los mismos salarios que a los hombres. Estoy de su lado y me siento parte de eso”, ha recalcado.

Es más, el director ha querido apoyar el movimiento #MeToo y se ha mostrado partidario de que “se lleve ante la Justicia a los acosadores”. “Creo que eso es algo bueno. Pero me molesta que me vinculen con ellos, con personas que han sido acusadas por 20, 50 y 100 mujeres de abuso”, ha lamentado Allen.

Niega haber abusado de su hija Dylan

El cineasta también ha hecho referencia a la acusación de su hija adoptiva Dylan: “Yo, que fui acusado una vez por una mujer en un caso de custodia de menores que se demostró falso, soy agrupado con estas personas. Yo soy un gran defensor del movimiento #MeToo, me conmuevo cuando denuncian a personas que acosan de mujeres y hombres inocentes, es bueno que los expongan», añade el artista.

Dylan, hija de Allen y la actriz Mia Farrow, de 32 años, aseguró haber sido agredida sexualmente por su padre cuando tenía siete, pero no hubo pruebas para inculparlo. “Estoy completamente a favor de que lleven ante la justicia a los verdaderos abusadores, pero si alguien es inocente y le ponen en el mismo saco, es muy triste para esa persona y creo que es injusto”, ha aclarado. “Es terrible, ciertamente me siento mal porque me acusan de algo terrible que me hiere y hiere a mi familia, algo que fue juzgado hace 25 años. Fui investigado por dos fuentes diferentes y resultó ser todo completamente falso”, ha añadido. Aunque varias actrices de Hollywood han criticado al actor y algunas de ellas rechazan volver a trabajar con él, Allen se niega a ser vinculado con los casos de abusadores poderosos de Hollywood.

Es la primera aparición pública del cineasta tras la denuncia de su hija.