Manolo Summers: un genio rebelde

La Fundación Cajasol, con la colaboración del Cine Club Vida, continua su apuesta por el cine de calidad en este mes de junio con la proyección de tres películas del director español Manuel Summers, cuando se cumple el XXV aniversario de su muerte. Durante todo el mes se proyectarán tres de sus películas más destacadas: el 8 de junio, Del rosa… al amarillo (1963); el 15 de junio, Juguetes rotos (1966) y, por último, el 22 de junio, Me hace falta un bigote (1986), dentro del ciclo “Manolo Summer: un genio rebelde”.

 

El cine de Manuel Summers en Fundación Cajasol

 

Del Rosa… al amarillo (1963), fue una de sus primeras películas. La cinta consta de dos partes unidas por varias historias de amor en los dos extremos de la vida: la infancia y la senectud. Tras la proyección de la película habrá un coloquio conducido por Fernando Lara, ex director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci.

Juguetes rotos (1966), un documental en el que Summers retrata con su cámara a varios personajes muy populares en otra época, pero completamente olvidados en su vejez: un torero, Nicanor Villata; un futbolista, Guillermo Gorostiza y un animador, El Gran Gilbert, entre otros. Todos muestran la realidad del abandono y la decadencia del olvido. La presentación del documental estará a cargo de Miguel Olid.

La clausura del ciclo se hará con una de sus últimas películas: Me falta un bigote (1986). Una de las apuestas más personales de Summers que se encuentra entre sus películas menos conocidas. Narra la historia de Manolo, quien recibe una carta de su primer amor de la infancia y decide rodar un nuevo film que evoque los recuerdos del pasado. La sesión estará presentada por una de las responsables del cine club Vida, Evangelina Las Heras Pérez, que conducirá el coloquio posterior a la cinta