Tiffany Abreu, la estrella trans del voleibol brasileño

Tiffany Abreu tiene 33 años y es la primera jugadora transexual de voleibol que llega a lo más alto del deporte en Brasil. Además, podría convertirse en la primera atleta que se ha declarado abiertamente transexual en participar en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

 

Abreu se mantiene alejada de los medios

 

Tiffany Abreu ha intentado siempre mantenerse alejada de los medios debido a que su éxito generó un debate sobre si la transición de hombre a mujer daba a las atletas trans una ventaja injusta.

En cuanto comenzó a jugar en la liga profesional de mujeres en 2017, su rendimiento en la cancha llamó la atención de todo Brasil. En menos de un mes, logró el mayor promedio de puntos por partido y, en enero, consiguió superar el récord establecido por una de las estrellas olímpicas de Brasil, Tandara Caixeta, de más puntos totales anotados en un solo partido: 39.

Fue en el año 2012 cuando Abreu comenzó su transición para ser una mujer, lo que la mantuvo alejada del voleibol durante un tiempo. En enero de 2016, el Comité Olímpico Internacional permitió que tanto los hombres como las mujeres transexuales pudiesen competir aunque no aún no se hubiesen sometido a una cirugía de reasignación sexual. Los que ya hubiesen hecho la transición de hombre a mujer deberían reducir el nivel de testosterona en sangre a menos de 10 nanomoles por litro.

 

Entre 0,5 y 3 nanomoles por litro en las mujeres

 

Los valores típicos para las mujeres se encuentran entre 0,5 y 3 nanomoles por litro. En 2017, Abreu consiguió disminuir sus niveles a 0,2 y la Federación Internacional de Voleibol y la Confederación Brasileña de Voleibol le autorizaron para jugar en equipos femeninos.

En una entrevista Abreu afirmó estar muy orgullosa de ser un modelo para las pequeñas a las que inspira y para los jóvenes transexuales, de manera que también puedan crecer y practicar deportes.