1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas

El principal reto es acabar con la pobreza extrema, es decir, que nadie en el mundo viva con menos de 1,25 dólares al día en 2030. También se contempla la implementación de sistemas de protección social orientados a mejorar la situación de los más vulnerables dentro de cada país.