Aprovechar el talento de la mujer en las empresas incrementaría el PIB

La incorporación íntegra del talento de la mujer en las empresas supondría un aumento de más de 156.000 millones de euros del Producto Interior Bruto (PIB) de España, cifra suficiente para hacer frente al pago de las pensiones de los españoles, que en 2017 supuso un coste de 139.647 millones de euros.

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, señaló esta semana, durante la clausura de la V edición del proyecto Promociona ‘Compartiendo experiencias, generando valor’, que el PIB en España “podría crecer en torno al 14 por ciento” si se incorporara “íntegramente” el talento femenino en las empresas.

“El talento es todo, no es una corbata. Esta es una sociedad que tiene muchos estereotipos y muchos condicionantes de género, para romper esa barrera tenemos que darle visibilidad a este tipo de proyectos y a los hombres que ayudan a romper esas barreras”, comentó el secretario de Estado.

Según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press, el PIB de España en el año 2016 fue de 1,1 billones de euros, por lo que la incorporación del talento femenino a las empresas, según los datos facilitados por Garcés, supondría un aumento de 156.520 millones de euros.

EL TALENTO FEMENINO, CLAVE PARA IMPULSAR LA ECONOMÍA

En este sentido, la presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), ha hecho hincapié en el “enorme impacto” que tendría, tanto en la economía española como en la mundial, un aumento de las mujeres en las empresas.

“Para que esto no se convierta en el día de la marmota falta que se aproveche el 100% del talento femenino. Esa es una de las claves para aumentar la competitividad de nuestras empresas y para impulsar nuestra economía”, ha señalado Bujaldón, que ha defendido la “igualdad de oportunidades en el mundo laboral”.

En la misma línea, ha añadido que “ni se entienden ni benefician” a la sociedad todas las barreras que “siguen frenando” la incorporación del talento y el liderazgo femeninos. Para ello, ha pedido “hacer trabajo de didáctica en las empresas”, ante la, a su juicio, “falta concienciación y reflexión” desde los propios principios de las compañías.

“Mujeres y hombres tienen que romper juntos esas barreras. Estamos en un momento de cierto estancamiento en cuanto a la incorporación de mujeres a puestos de responsabilidad en nuestras empresas, acceder a posiciones de liderazgo sigue siendo difícil para las mujeres”, ha comentado en declaraciones a Europa Press Bujaldón.

El 30% DE LAS MUJERES EJECUTIVAS RENUNCIA POR SU VIDA PERSONAL

La presidenta de FEDEPE ha lamentado que tres de cada diez ejecutivas decidan renunciar a su cargo y a su carrera profesional “ante la imposibilidad de compatibilizar trabajo y vida personal”. El 87 por ciento de las mujeres, según la Encuesta de Población Activa (EPA), apunta a las responsabilidades familiares como principal obstáculo en su trabajo.

“Seguimos siendo las mujeres quienes nos encargamos mayoritariamente del cuidado de niños y familiares dependientes. Es fundamental aligerar esa pesada mochila que llevamos las mujeres a nuestras espaldas y promover la corresponsabilidad y la igualdad de oportunidades”, ha apuntado la empresaria.

Para evitar el desperdicio del talento femenino, Bujaldón apuesta por “seguir trabajando por la igualdad de oportunidades” entre hombres y mujeres, así como empezar los cambios “desde la educación”. “Hay que educar a nuestros niños en un desarrollo personal y académico sin estereotipos. En las empresas, los planes de igualdad son una herramienta muy útil para aprovechar el talento femenino, aunque es insuficiente su implantación y cumplimiento”, ha precisado.

Por último, la presidenta de FEDEPE ha criticado que las mujeres se tienen que “seguir enfrentando a estereotipos y prejuicios machistas”. “Percibimos retribuciones inferiores, nos cuesta más alcanzar puestos de responsabilidad y la falta de corresponsabilidad dificulta la mayoría de las veces nuestro desarrollo profesional. Los empresarios tienen que ser conscientes de que la incorporación del talento femenino a las empresas incorporará su rentabilidad”, ha concluido.