Podemos fuerza una votación en el Congreso para intentar suspender la privatización de Bankia

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea quiere que el Congreso inste al Gobierno a suspender los planes de desinversión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria en BFA-Bankia, y frenar así la privatización de la entidad. Así figura en una de las propuestas de resolución que la coalición de izquierdas ha registrado ante las Cortes Generales y que la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas someterá a votación este jueves. La propuesta es resultante del debate acerca del ‘Informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria, ejercicios 2009 a 2015’ que el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, presentó hace una semana ante la comisión. En la iniciativa, Unidos Podemos aboga por modificar «si fuera necesario» el Memorando de Entendimiento firmado con la Comisión Europea, y «utilizar la participación mayoritaria» en Bankia «para promover la reorientación de su actividad hacia la de banca pública».

 

Bankia: una privatización que estaba pendiente

 

A pesar del interés de Unidos Podemos, el Gobierno ya ha anunciado que tratará de reactivar el proceso de privatización de BFA-Bankia –una vez absorbida la otra entidad nacionalizada, BMN– «cuanto antes». El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha señalado que el Gobierno estudia cualquier «ventana de oportunidad» abierta para «aprovecharla», aunque también reconoce que la situación de «incertidumbre», alimentada por la crisis política en Cataluña, no favorece la operación.

Por su parte, el presidente del FROB, Jaime Ponce, no descartó la posibilidad de ampliar el plazo para llevar a cabo la privatización, recordando que este plazo ya había sido ampliado en dos ocasiones, y que ahora la decisión se encontraba en manos del Gobierno y no dependía de la Comisión Europea. Ponce realizaba estas afirmaciones el pasado mes de septiembre, en su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, a una respuesta del diputado ‘popular’ Miguel Ángel Paniagua, que le pedía por una valoración de esta posibilidad, ya que un mayor margen para poder vender la entidad no condicionaría tanto y permitiría buscar un precio más ventajoso en la operación.