El Ejército de Zimbabue niega un golpe militar contra el presidente, Mugabe

El Ejército de Zimbabue ha asegurado que está actuando contra «criminales» tras sus movimientos en la capital, Harare, recalcando que no se trata de un golpe de Estado militar contra el presidente, Robert Mugabe, y agregando que tanto él como su familia «se encuentran bien» y que «su seguridad está garantizada».

En un comunicado leído en la televisión estatal ZBC –tomada horas antes por militares–, un soldado ha dicho que «sólo se está actuando contra criminales (…) que están cometiendo crímenes que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarles ante la justicia».

«Una vez hayamos completado nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», ha agregado, comunicando al aparato judicial que «puede llevar a cabo su autoridad independiente sin miedo a una obstrucción».

La Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) –el partido que hasta ahora lideraba el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe– ha anunciado este miércoles que el mandatario y su familia están detenidos y que el nuevo presidente interino es el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa. La formación política que ha liderado Zimbabue durante las últimas décadas ha subrayado que lo sucedido en las últimas horas «no ha sido un golpe de Estado» sino que ha habido «una decisión de intervenir» porque la Constitución «ha sido socavada».