El alcalde del PSC en Gimenells i el Pla de la Font (Lleida), ficha por el PP

El alcalde del PSC en  Gimenells i el Pla de la Font (Lleida), Dante Pérez, ha fichado por el PP y será el ‘número 2’ de la candidatura popular por Lleida en las elecciones del 21 de diciembre.

Según han explicado a Europa Press fuentes del partido, Dante Pérez irá por detrás de Marisa Xandri, que repetirá como número 1 del partido por Lleida.

Pérez ha dejado el partido este mismo jueves por el pacto del partido con Units per Avançar, partido integrado por miembros de la extinta Unió, asegurando: «Soy incapaz de compartir partido con los nacionalistas de Unió».

Dante Pérez fue uno de los mayores apoyos de la candidatura a las primarias del PSOE de la presidenta andaluza Susana Díaz y participó en el acto municipalista que organizó en Madrid antes de anunciar que disputaría el liderazgo del PSOE a Pedro Sánchez y a Patxi López.

 

El PSC y Units per Avançar, la antigua Unió, sellaron el miércoles una «alianza por el ‘seny’ y el catalanismo» por la que varios miembros del nuevo partido se integrarán en las candidaturas socialistas

 

El PSC y Units per Avançar, la antigua Unió, sellaron el miércoles una «alianza por el ‘seny’ y el catalanismo» por la que varios miembros del nuevo partido se integrarán en las listas socialistas para las elecciones: por ejemplo, el ‘número 3’ por Barcelona será el exlíder de Unió y exconseller de Interior Ramon Espadaler.

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha dicho este jueves que espera poder alcanzar un pacto con Cs y el PSC contra el independentismo, si bien ha dicho que tiene dudas de que pueda acabar haciéndose después de que al PSC «le haya dado por fichar a independentistas».

Lo ha dicho en alusión al pacto entre el PSC y Units per Avançar, un acuerdo que Albiol considera que demuestra que el PSC «ha regresado a 2013, cuando defendía el ‘derecho a decidir’ y un referéndum».

Albiol ha pedido tanto al PSC como a Cs «que estén a la altura de las circunstancias y del momento histórico y no cambien de opinión cada cinco minutos».