SíQueEsPot pide al Parlament abrir un proceso constituyente y un referéndum pactado

El grupo de SíQueEsPot en el Parlament ha registrado una propuesta de resolución en la que insta a la Cámara a abrir un proceso constituyente catalán que incluye la celebración de un referéndum «con todas las garantías» establecidas en el Código de Buenas Prácticas de la Comisión de Venecia y de acuerdo con el Estado.

En la propuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, piden que ese referéndum «se articule a partir de la aplicación del artículo 92.1 de la Constitución»: bien a partir de su aplicación directa o a través de la reforma de la Ley Orgánica de Referéndums.

En esa consulta se pretende preguntar a los catalanes sobre «cuál es la forma de Estado a que aspiran como parte del proceso constituyente» y, en el preámbulo de su propuesta, apuestan por una estructura de Estado confederal que exprese la realidad plurinacional de España.

Destacan la importancia del reconocimiento internacional del proceso constituyente que proponen, por lo que subrayan la necesidad de dotarlo de una «fuerte legitimidad interna».

Por eso, añaden, requerirá de un amplio consenso y de «un mecanismo nítido de legitimación que sea reconocido como tal».

El proceso Constituyente incluye mecanismos de participación ciudadana liderados e impulsados por la sociedad civil para «identificar los espacios en los que se considera prioritario concretar el cambio» que comporta el nuevo marco constituyente.

DERECHO A DECIDIR

«Este proceso de debate no prefigura la relación final de Catalunya con el Estado y se articula en torno del derecho a decidir. Las conclusiones de este proceso se ponen a disposición de la sociedad y de las instituciones», explican, ya que esa relación debe dirimirse en el referéndum con garantías al que hacen referencia.

En otra propuesta de resolución, SíQueEsPot propone que el Parlament considere que la declaración unilateral de independencia (DUI) puede suponer un paso «que aleje la resolución política del conflicto» y dificulte el establecer amplias mayorías en defensa del autogobierno catalán, y que inste al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a que no la haga efectiva ni la ponga a votación en el Parlament.

ROMPER EL AUTOGOBIERNO DE CATALUNYA

Pide que el Parlament rechace la aplicación del artículo 155 de la Constitución «que supone romper el autogobierno de Catalunya» e inste al Govern a hacer las gestiones necesarias para que se desactiven sus medidas y cualquier medida de suspensión del autogobierno.

Por ello, propone al Govern articular una respuesta unitaria de las instituciones con todos los partidos, ayuntamientos, sindicatos, asociaciones empresariales y sociedad civil «en defensa del autogobierno» y abrir un diálogo del Govern con el Estado y el conjunto de actores políticos para buscar soluciones políticas democráticas.

Además, exigen en dicha propuesta de resolución la libertad inmediata de los presidentes de Òmnium, Jordi Cuixart, y ANC, Jordi Sànchez y hacer las gestiones necesarias ante el Gobierno por la retirada de los efectivos policiales de la Policía Nacional y la Guardia Civil enviados por el referéndum.

INTERVENCIÓN FINANCIERA

En una tercera propuesta, reclaman que el Parlament inste al Gobierno central dejar sin efecto las órdenes ministeriales de intervención de las finanzas de la Generalitat y el decreto para facilitar el traslado de sedes sociales de empresas, al constatar que la situación en Cataluña «está comportando consecuencias indeseables en las condiciones sociales y económicas» que afectan especialmente a los sectores más vulnerables.

Asimismo, piden que, mientras se mantenga la intervención, como mínimo evitar el bloqueo a subvenciones a entidades sociales y juveniles y ayudas del Programa de desarrollo rural (PDR), y que se adopten las medidas necesarias para generar seguridad jurídica y acabar con la incertidumbre.