Se mantiene la estabilidad en la mayor parte del país, con máximas de 32º

Un total de cuatro provincias tendrá activado este viernes el aviso por riesgo (amarillo) por viento y fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que prevé que se mantenga la estabilidad en la mayor parte del país y señala que las temperaturas diurnas serán superiores a las habituales para la época del año en buena parte del país, con máximas de hasta 32 grados.

Además, el viento con rachas de 80 kilómetros por hora afectará a Zaragoza, Gerona, Tarragona y Castellón y además, los fenómenos costeros se registrarán en Tarragona, donde se prevé viento del norte y noroeste fuerza 7 y olas de 3 metros.

En general, la AEMET ha pronosticado que este viernes soplará el viento fuerte en el valle del Ebro, en Pirineos, nordeste de Cataluña y nordeste de Baleares y que las temperaturas diurnas seguirán siendo superiores a las habituales para la época del año en buena parte del país.

Además, prevé que en el Cantábrico, alto Ebro, y Pirineos poco nuboso aumentará el cielo a nuboso con posibilidad de lloviznas o lluvias débiles durante la tarde y serán siendo más probables en el litoral del País Vasco y en el norte de Navarra.

 

Estabilidad y cielos poco nubosos

 

En el resto del país el cielo estará poco nuboso o despejado en el resto de la Península y en Baleares y también espera intervalos nubosos en el Estrecho y Melila. En Canarias habrá nubosidad alta y en puntos dispersos del norte de la Península y del Mediterráneo habrá burmas matinales y algún banco de nibla.

Las temperaturas diurnas descenderán en el Cantábrico oriental, alto Ebro, Pirineos y Canarias, y en aumento en el resto y seguirán los valores inusualmente altos en Canarias y en la Península.

Finalmente soplará el viento de componente este en el litoral andaluz y Canarias y habrá intervalos de fuerte en el Estrecho y las medianías de Canarias, amainando durante el día.

En el resto predominará el viento flojo y predominará la componente norte. El viento arreciará a fuerte al final en el valle del Ebro, Pirineos, nordeste de Cataluña y nordeste de Baleares.