La Policía holandesa realiza una segunda detención en Rotterdam

La Policía de Países Bajos ha detenido este jueves a un segundo sospechoso en relación con la «amenaza terrorista» detectada el miércoles en un concierto de rock en Rotterdam, por la que ya fue arrestado ese mismo día un ciudadano español, según ha informado la cadena neerlandesa NOS.

La televisión local ha indicado que la Policía ha llevado a cabo una redada de madrugada en una casa de la localidad de Brabant, en el sur del país, y ha detenido a un joven de 22 años que estaría relacionado con lo ocurrido el día anterior en Róterdam.

El español fue detenido la noche anterior en Róterdam por conducir una camioneta, con matrícula española, que estaba cargada de bombonas de gas y que, de acuerdo con NOS, llamó la atención de las fuerzas holandesas porque no conducía con normalidad.

Aunque todavía no existe «confirmación definitiva», el español no tendría ningún vínculo con el terrorismo yihadista. Las fuentes han revelado que estaba ebrio y las bombonas serían para uso doméstico.

La Guardia Civil avisó el miércoles a las autoridades neerlandesas de que había una «amenaza» de que se produjera un atentado durante un concierto celebrado en Róterdam.

Tras ello, se suspendió un concierto de rock en la sala Maassilo, donde estaba prevista la actuación del grupo estadounidense Allah-las. Según el alcalde de Róterdam, Ahmed Aboutaleb, el chivatazo era lo suficientemente serio como para no correr ningún riesgo.

 

Nivel cuatro de alerta

 

Países Bajos se encuentra en nivel cuatro de alerta por posibles ataques terroristas, sólo uno por debajo del máximo, lo cual implica asumir que existe un riesgo alto de que se produzca un atentado.